Visítenos

Servicios Dominicales

Adoración / Compañerismo / Sermon
Todo en español

Servicio de Adoración
4:30 PM

Actividades del Miércoles

Koinonia Miércoles
Cada 1er y 3er miércoles del mes
Cena y Estudio
Convivio / Familia / Estudio

La Gran Cosecha
Evangelismo
Cada segundo y cuarto miércoles
Tardes (los horarios varían)

Últimos Sermones

Escuche nuestros sermones más recientes aquí mismo cada semana.

Ubicación / Vestimenta

Estamos ubicados en el mero centro (downtown) de El Reno (cruzando la calle a un lado de la biblioteca). Estamos en el mismo edificio que dice Heaston Downtown. Pertenecemos a la familia de la iglesia Heaston (la iglesia en ingles).. El vestido es casual. Ven tal como eres. Verá que la mayoría de las personas usan jeans y una camisa abotonada o un polo. En algunas ocasiones, es posible que vea una corbata o un abrigo deportivo. Pero, no tienes que vestirte bien para nosotros.

Estacionamiento / Entrada al edificio

Una vez que llegue, puede encontrar un lugar de estacionamiento en el lado norte del edificio (entre la iglesia metodista e IBER). Al entrar por nuestras puertas, verá letreros y escuchará música que lo dirigirá en la dirección correcta. Recibirá una gran sonrisa y una bienvenida de nuestra parte, y no se sorprenda si recibe un gran abrazo de uno de los miembros de la familia de nuestra iglesia. ¡Cuando estás aquí, ERES FAMILIA!

Niños / Café

Damos la bienvenida a familias enteras, incluidos niños de todas edades. Tenemos una guardería llena de juguetes para el entretenimiento de su hijo, incluidos libros para dibujar y colorear. Puede dejar a su niño en la guardería, donde alguien estará completamente a cargo, o puede optar por tener a su bebé/niño pequeño con usted en el servicio, lo que le haga sentir más cómodo. Mientras esté en nuestro servicio, siéntase libre de llenar su taza de café con unas galletitas.

Lo Que Creemos

Iglesia Bíblica El Reno (IBER) es una iglesia independiente y sin denominación. Esto significa que, si bien no pertenecemos a ninguna denominación u organización formal (no es que nos opongamos a tales organizaciones), somos responsables ante Cristo como Cabeza de la Iglesia (Efesios 1:20-23; Colosenses 1:18), y al pueblo de Dios como miembros de Su cuerpo (1 Corintios 12). Esto no significa que ejerzamos nuestro dominio libre, sino que nuestro liderazgo se somete humildemente al liderazgo de Cristo, escudriñando las Escrituras en busca de sabiduría y guía, y dependiendo del Espíritu en la oración mientras confiamos a Jesús a las personas que Él nos ha confiado.

Creemos y nos mantenemos firmes en el evangelio de la gracia de Dios demostrado a través de la muerte de Jesús en la cruz por nuestro pecado y Su resurrección de entre los muertos para nuestra nueva vida. Creemos que el Evangelio impacta en todos los ámbitos de nuestra vida como personas y que debemos seguir aplicándolo en nuestra vida diaria.


Las Buenas Nuevas Visión Misión Valores Fundamentales Creencias Fundamentales

 

Las Malas Noticias

Aunque queremos admitirlo o no, las cosas no son como deberían ser. No somos como deberíamos ser. Si alguna vez te has encontrado deseando más en la vida, preguntándote si hay algo más grande que tú, algo que te dé significado aparte de un trabajo, una relación, logros, placer o cualquier otra cosa que hayas experimentado, es porque estabas creado y diseñado para más por Alguien más grande que tú.

Dios nos diseñó para tener una relación con él. Fuimos creados para ser conocidos por Él y para conocerlo, pero esta relación se rompió cuando las primeras personas, Adán y Eva, desviaron sus afectos de Dios hacia ellos mismos. Ellos PECARON y cómo resultado. desde entonces, todas las personas nacieron con una naturaleza corrupta, sin enfocar nuestro afecto hacia Dios, sino hacia nosotros mismos.

No es solo que hacemos cosas que son contrarias a Dios, sino que nosotros mismos somos contrarios a Dios por nuestra propia naturaleza. El pecado nos ha corrompido a todos y, como resultado, todas las personas están bajo la ira de un Dios santo (Romanos 3:23; Rom 6:23; Rom 5:12-21). Estas son las MALAS NOTICIAS porque el pecado nos separa de estar en esa relación con Dios. Ahora estamos perdidos y muertos espiritualmente (Efesios 2:1-3). Todos tenemos necesidad de ser vivificados, de que se nos dé una nueva vida, pero no podemos hacer nada, ya que el pecado corrompió a las personas para ganar esa vida. Estamos sin esperanza por nuestra cuenta…

Las Buenas Noticias

Pero, hay BUENAS NOTICIAS! Nuestro Dios amoroso no se contenta con dejarnos en esa posición desesperada. Sabiendo que no podíamos hacer nada para recuperar nuestra relación con Él, hizo algo. Dios nos ama y quiere que nos reconciliemos en nuestra relación con Él, ¡así que entró en Su creación para hacer algo al respecto! Jesús vino para señalarnos de regreso a Dios y para asumir el castigo de la ira de Dios por nuestro pecado para que no tuviéramos que hacerlo (Rom. 5:8; 2 Cor. 5:21).

Debido a lo que Dios hizo a través de la muerte de Jesús en la cruz y su resurrección de entre los muertos, ¡ahora tienes la oportunidad de obtener una nueva vida y reconciliarte con Dios! No tienes que actuar, no puedes. No tienes que limpiar tu vida primero, no puedes. Dios nos pide que CONFIEMOS en lo que ha hecho a través de Cristo. Nos pide que CREEMOS que la muerte de Jesús pagó nuestro castigo y que su resurrección nos da nueva vida. ¡Eso es! Es FE. CONFIANZA, CREER, FE - todos significan lo mismo. Dios hizo lo que nosotros no pudimos. Eso es todo lo que se necesita para hacer las cosas bien. Es como recibir un regalo de alguien. Simplemente acepta el regalo. Confía en que lo que Dios dijo que hizo es verdad (Juan 3:16; Efesios 2:8-9).

Si crees esto, ¡Dios te da vida espiritualmente! No hay una forma establecida de hacer esto. Es una cosa interior. Puede hacerlo en voz baja en su corazón o en voz alta. ¡Puedes hacerlo ahora mismo! Aquí hay una oración de muestra que podría considerar orarle a Dios para expresar la fe interior en Jesús:

Dios amoroso, me he dado cuenta de mi pecado y me he separado de ti. Me doy cuenta de que te necesito. Sé que no hay nada que pueda hacer para ganarme tu amor o para arreglar nuestra relación por mi cuenta. Sé que enviaste a Jesús para recibir el castigo y la ira que merezco y debido a Su muerte en mi lugar y Su resurrección, tengo esa oportunidad. Confío en que la muerte y la resurrección de Jesús son lo que necesito para vivir y reconciliarme contigo. Gracias por amarme tanto al permitir que Jesús muriera por mí. ¡Amén!

Si ha creído esto o ha hecho esta oración (o una similar), o si solo tiene más preguntas, no dude en contactarnos.

 

— Visión —

Iglesia Bíblica El Reno desea ser una iglesia que sea impactada por el evangelio y que se proponga que el evangelio tenga un impacto. Anhelamos ver a nuestras comunidades circundantes, así como al mundo, impactadas por el evangelio, para que las vidas cambien y se vean afectadas en todas las áreas, incluso (pero no limitados) a matrimonios, relaciones entre padres e hijos, relaciones laborales y amistades.

Creemos que el impacto del evangelio significa…

…ser una iglesia donde personas de todos niveles de madurez espiritual crecen más profundamente en su amor por el Señor y crecen en su comprensión de Su amor por ellos.

…ver a personas de todas edades y de una diversidad de razas crecer juntas en la adoración de nuestro Señor y ministrarse unos a otros.

…desarrollando a los líderes que Dios coloca entre nosotros para continuar con el ministerio que Dios tiene a través de Iglesia Bíblica El Reno.

…dedicando nuestros esfuerzos a desarrollar personas con impacto que amen la iglesia de Cristo.

…cultivando un grupo de personas que estén seguras para que otros confíen y sean honestos con quiénes son, con qué luchan y dónde desean estar en su relación con el Señor.

…aceptar a las personas donde están y animarlas a crecer continuamente en el Señor.

 

— Misión —

Amando, Viviendo y Guiando Otros a Jesucristo

Amando a Jesucristo

Creemos que nuestro ministerio como iglesia local debe provenir de un desbordamiento y una efusión de nuestro amor por nuestro Salvador porque Él nos amó primero. Entonces comenzamos con "amando a Jesucristo". Queremos ser un pueblo de personas que son conocidas ante todo por nuestro amor a Jesús.

Viviendo a Jesucristo

Nuestro amor por Jesús debería ser evidente a medida que avanzamos en nuestra vida diaria en las áreas que Dios nos permite: trabajo, escuela, hogar, fiestas, etc. ¡Jesús les dijo a sus discípulos en Juan 13 que el mundo sabrá que son sus seguidores (discípulos) por la forma en que se aman unos a otros, por la forma en que viven! No queremos ser un pueblo de personas que se contentan con conocer el contenido de la Biblia y los hechos acerca de nuestro Salvador. ¡Queremos ser impactados tan profundamente por nuestro Salvador que no podamos evitar vivir para Él!

Guiando otros a Jesucristo

Este es realmente el resultado de los dos primeros puntos anteriores. Si crecemos continuamente en nuestro amor por Jesús de modo que vivamos nuestra creencia en Jesús y nuestro amor por Jesús, entonces también querremos ver a otros llegar a conocer el amor de Jesús mientras compartimos con ellos las buenas noticias del amor y la gracia de Dios. Queremos ser una asamblea de personas que no solo conozcan el Evangelio, sino que lo apliquen a nuestras propias vidas todos los días, ¡y que deseen ver a otros también ser impactados por él!

 

— Valores Fundamentales —

Biblia

Vamos a la Biblia en busca de respuestas a las preguntas de la vida.

Vivimos nuestras vidas basadas en principios bíblicos.

Cuando es necesario, adoptamos una postura bíblica firme sobre los problemas que surgen.



Gracia

No vivimos nuestras vidas sujetos a un conjunto de reglas o tradición (legalismo)

Aceptamos a las personas tal como son, pero las animamos a que se transformen a la imagen de Cristo.

Creamos un lugar seguro donde las personas no se sienten juzgadas

Relación

Creamos un ambiente cómodo y acogedor que es genuino y donde las personas sienten que pertenecen.

Buscamos demostrar cómo se ve la fe en la práctica.

Tenemos la intención de comunicar y vivir un modelo bíblico de amor y aceptación.


Crecimiento

Enseñamos a las personas las buenas nuevas del Evangelio de la gracia de Dios a través de Jesús y las pastoreamos para que vivan sus creencias.

Deseamos que la gente tenga una sed de entender la Biblia.

Estamos enfocados en desarrollar líderes que lideren tanto en la iglesia como en su lugar de trabajo

 

— Creencias Fundamentales —

  • Las Sagradas Escrituras

      Creemos que las Escrituras, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, son la Palabra inspirada de Dios, sin error en los escritos originales, la revelación completa de Su voluntad para la salvación del hombre, y la autoridad divina y final para la fe y práctica cristianas. (2 Timoteo 3:16-17; 2 Pedro 1:21; 1 Cor 2:13; Mateo 24:35; Heb 4:12; Apocalipsis 22:18-19)

  • La Divinidad

      Creemos que hay un solo Dios vivo y verdadero, que subsiste en tres personas llamadas la Trinidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, cada uno con exactamente la misma naturaleza y atributos, y merecedor del mismo homenaje y confianza y obediencia. (Génesis 1:26; Mateo 28:19; Marcos 12:29; Juan 1:14; Hechos 5:3-4; 2 Cor 13:14; Heb 1:1-3)

  • Dios el Padre

      Creemos en Dios el Padre, omnipresente, perfecto en santidad, infinito en sabiduría, inconmensurable en poder; quien creó el universo por Su palabra hablada y se preocupa misericordiosamente por los asuntos de los hombres. Él escucha y contesta las oraciones y da vida eterna a todos los que se acercan a Él mediante la fe personal en Su Hijo Jesucristo. (Génesis 1:1; 1 Crónicas 29:11-12; Sal 33:6-22; Jer 33:3; Juan 1:12)

  • Jesucristo

      Creemos que el Señor Jesucristo, el Hijo eterno de Dios, se hizo completamente hombre sin dejar de ser completamente Dios. Fue concebido por el Espíritu Santo y nació en forma humana a través del milagro del nacimiento virginal. Su vida sin pecado lo convirtió en el único sacrificio digno para quitar el castigo de nuestro pecado al derramar Su sangre y morir en nuestro lugar en la cruz. Creemos en Su resurrección física, Su ascensión al Padre y Su inminente retorno física a la tierra de acuerdo con Su promesa en las Escrituras. (Juan 1:1, 14, 18; Lucas 1: 26-38; Hechos 1:9-11; 1 Tesalonicenses 4:16-17; Apocalipsis 20:4-6; Juan 14:6)

  • El Espíritu Santo

      Creemos que la persona del Espíritu Santo vino de Dios para convencer al mundo de pecado, justicia y juicio. Es Él quien da a luz a los que confían en Cristo. Los bautiza en la Iglesia, el Cuerpo de Cristo; mora en ellos permanentemente; y los sella para el día de la redención. Ministra al Cuerpo de Cristo (Iglesia) como su consolador, consejero y guía. Él otorga dones espirituales a cada persona según su voluntad y los capacita para el servicio. (Juan 15:26-27, 16:7-15, 14:16-17; Efesios 1:13, 4:30; 1 Corintios 12:4-11,13; Efesios 5:18; Hechos 4:31)

  • Hombre

      Creemos que todos los hombres por naturaleza y por elección son pecadores y están condenados a morir, mereciendo la ira eterna de Dios. Pero Dios, en Su misericordia y perfecto amor, envió a Su único Hijo al mundo para quitarnos esa ira por nosotros, de modo que quien ponga su confianza y fe solo en Jesucristo no solo escape de la pena del pecado, sino que reciba plenos derechos y privilegios como hijo de Dios. (Juan 1:12; Rom 3:23, 5:8,12, 6:23, 8:16-17; 1 Juan 3:1-2; Efesios 1:5)

  • Salvación

      Creemos que la salvación es un regalo de Dios, que Él da gratuitamente por Su gracia, y es recibida por el hombre a través de la fe personal en el Señor Jesucristo, cuya sangre preciosa fue derramada para el perdón de nuestros pecados. Al confiar así en Él, escapamos de la ira de Dios y pasamos de la muerte a la vida. (Efesios 2:8-9; Juan 1:12, 3:16, 5:24; Tito 3:5; 1 Pedro 3:18; Rom 6:23, 10:9-10)

  • Seguridad de Los Creyentes

      Creemos que todos los verdaderos creyentes se mantienen seguros en Cristo para siempre. (Romanos 8: 1, 29-39; Juan 10: 27-30; 1 Pedro 1: 3-5, 23)

  • La Vida Cristiana

      Creemos que en el momento de salvación, nos convertimos santos, en la forma de una nueva creación en Cristo (2 Cor. 5:17). Creemos que estamos llamados a una vida santa, a andar no según la carne, sino según el Espíritu, teniendo la mente puesta en las cosas de arriba y no en las temporales de este mundo. Por lo tanto, debemos relacionarnos con el mundo como extranjeros y peregrinos, embajadores de Cristo y sus testigos, teniendo como principal propósito en la vida dar a conocer a Cristo al mundo entero, comenzando en el hogar. Debemos relacionarnos unos con otros en amor según el mandato de Cristo de que todos los hombres sepan que somos sus discípulos. (1 Ped 1:14-16, 22; Rom 8:5-8, 6:11-14, 12:10-21; Gál 5:16; 1 Ped 2:11; 2 Cor 5:20; Hechos 1:8; Mateo 28:19-20; Juan 13: 34-35).

  • La Sexualidad

      Creemos que el sexo es un regalo de Dios para disfrutar dentro de la relación matrimonial. Creemos que Dios ha ordenado la abstinencia de cualquier forma de actividad sexual / íntima fuera del matrimonio entre un hombre y una mujer, o cualquier otra distorsión de la intención y el diseño de Dios para el sexo. Aunque la Biblia condena el pecado sexual, no es un pecado imperdonable. La misma redención está disponible para todos los pecadores. (Génesis 1:26-27; 2:24-25; 1 Corintios 6:15-20; 7:1-40; 1 Tesalonicenses 4:3-8; Romanos 5:8)

      Creemos que Dios ha creado y dotado a algunos para que permanezcan solteros y célibes en la vida. Esto no disminuye su valor o contribución dentro de la Iglesia. Es un don que debe usarse para seguir sirviendo al Señor. (Mateo 19:10-12; 1 Corintios 7:25-35)

      Creemos que Dios creó a los seres humanos, hombres y mujeres; por tanto, consideramos sagrada la distinción entre los dos sexos. Cualquier intento de cambiar o alterar el diseño de Dios sería pecaminoso. (Génesis 1:26-27; Romanos 1:18-32)

      También creemos que a cada persona se le debe brindar compasión, amor, bondad y dignidad. El comportamiento, las actitudes o el discurso de odio y hostigamiento dirigidos hacia cualquier individuo deben ser repudiados y no están de acuerdo con las Escrituras ni con las doctrinas de la Iglesia Bíblica El Reno. (1 Pedro 2:13-25; 1 Tesalonicenses 4:11-12)

  • La Iglesia

      Creemos que la iglesia es un cuerpo vivo y espiritual del cual Cristo es cabeza y del que son miembros todas las personas espiritualmente regeneradas. Creemos que una iglesia local es una asamblea de creyentes unidos en una fe común, practicando el amor y con la intención de proclamar el evangelio de Jesucristo y hacer discípulos de todas las naciones. Creemos que las ordenanzas del bautismo y la Cena del Señor fueron dadas a la iglesia respectivamente como testimonio público de compromiso personal con Cristo y en recuerdo del derramamiento de Su sangre, Su muerte, sepultura y resurrección a la vida. (Efesios 1:22-23, 5:23; Col 1:18; Rom 12:4-5; Filipenses 1:27; 1 Cor 11:23-26; Mateo 28:19; Col 1:12)

 .